Santiago Lawn Tennis se quedó con el clásico con un drop agónico

Fue una película que tuvo de todo: amor incondicional de un lado y otro, emoción, incertidumbre, suspenso y el héroe del final. Lawn Tennis le ganó a Old Lions 27 a 25 un clásico que ya quedará como uno de los más recordados con un drop de Augusto Mirolo cuando ya la chicharra había anunciado que se jugaba la última pelota del partido. Esa bocha que pasó las hache fue lo último de un partido tremendo y desató la locura de unos y la decepción de otros.

715x402_238310_20161009174006

Era de Old Lions, por segunda semana consecutiva, fue de Lawn Tennis, para que en el parque Aguirre se ilusionen en serio con ocupar uno de los dos lugares que tendrá la región en el Torneo del Interior B 2017.

En un partido que hasta tuvo polémica por el arbitraje, Old Lions repitió en el primer tiempo mucho de lo hecho la semana pasada, obligó con sus forwards y tuvo a un Poky Coronel certero para irse al descanso 12 a 8 arriba con cuatro penales de su full back. Lawn Tennis descontó con un penal de Mirolo y un try de Olivera.

Penal de un lado y del otro en el incio del segundo tiempo, hasta que una genialidad de Duncan Forrester con el pie para habilitar a Alvaro Ludueña le dio a Old Lions un try que lo puso 22-14 y le dio aire, sobre todo porque a los pocos minutos el propio Forrester clavó un drop que casi parecía sentenciar el partido.

NUNCA SE DIO POR VENCIDO

Pero el mérito de Lawn Tennis estuvo en nunca bajar los brazos. Llegó primero al try para volver a ponerse a cuatro (21-25) con casi 15 por jugar. Ahí vino un penal clave a favor de Old Lions frente a los palos que falló Coronel y le dio vida a los rojiblancos, que con otro penal de Mirolo se pusieron a uno con cinco minutos por jugar.

Fue todo dramatismo en el final; lo podía liquidar Old Lions, lo podía dar vuelta Lawn Tennis. El tiempo se iba, sonó la bocina cuando se lanzó un line y tras el empuje de los forwards de Lawn Tennis, la pelota salió para donde estaba el muchachito de la película: Augusto Mirolo uso su pie como guante y ese drop marcó el desenlace de un partido historico. Fue de Lawn Tennis, ganó el rugby.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *