ORIGENES DEL RUGBY INFANTIL S.L.T.C

 

Quisiera escribir estas líneas en homenaje a un amigo ya desaparecido, del cual no hablamos nunca o casi poco, solo chispazos por partes de algunos que sobrevivimos al paso del tiempo y del olvido dentro de nuestra institución; estas líneas no son ni para resaltar, ni vanagloriar la figura de nadie en particular, solo para informales y contarles a muchos chicos y no tan chicos, de algunas historias de nuestro club… no voy a hablar de los orígenes del Rugby en S.L.T.C., por que considero que hay gente con mas antigüedad y autoridad que yo para ese capitulo de nuestra historia.

Lo que si puedo recordar con orgullo es al “PRIMER MAESTRO”, se llamaba Javier Moraiz (El Gallego) el cual fue el primer formador de nuestras divisiones infantiles, con la colaboración de Fernando “LA NUTRIA” Bellido; esto tuvo sus orígenes allá por el año 1972, cuando el Gallego tentó a un grupo de chicos que practicaban Gimnasia Artística con el Prf. Amilrcar Leiva en la vieja cancha de básquet, que estaba situada en donde hoy tenemos la pileta semí-olímpica.

En esos tiempos los partidos de Rugby se jugaban en la vieja cancha de la UNION SANTIAGUEÑA sita en lo que hoy seria el Predio de la Mutual de Oficiales de La Policía… pegadito al predio de Colegio San José, en esos entonces, la unión, estaba constituida por Santiago R.C. (Camiseta Roja c/ vivos blancos), Forestales (Camiseta blanca con franjas verdes), Mitre (Camiseta amarilla con franjas negras), Topos R.C. (Camiseta blanca con franjas azules) compuesto por colimbas de 20 Años de diferentes clubes y nuestro club el S.L.T.C. con su tradicional camiseta roja y blanca; después aparecieron otro clubes en diferentes época. Pero este no es el tema en cuestión; al principio se comenzó con un grupo de niños gimnastas, algunos jugadores de tenis, pelota paleta y basket, disciplinas que eran casi obligatorias y muy comunes en nuestro club, qusiera nombrarlos a todos pero seria difícil por la foto borrosa y mis recuerdos también. Nuestras edades oscilaban entre los nueve y once años y los primeros entrenamientos fueron en la canchita de basket, allá por abril del 72… luego nos trasladamos a entrenar a esa cancha de la unión, todos los sábados y domingos a la diez de la mañana, donde siempre había un personaje muy conocido que se llamaba o apodaban “VERON”… quien improvisaba un kiosco con un tablón y dos caballetes y nos vendía chipaco, tortilla y moroncito y en lo partidos de 1ra. La famosa “GINEBRA”.

Al principio la indumentaria de los jugadores era zapatillas medias de fútbol y un rompevientos y el “Gallego” vestido con ropa de tenis…ya que era un gran jugador y entusiasta del deporte blanco… pero un fanático del Rugby, solo había dos guindas de cuero del Nº 5, rasgadas y viejas… una marrón y una blanca, creo que eran de marca “PINTER”…durante el primer año no había con quien jugar hasta que en el año 73 o 74 inauguramos nuestra propia cancha… la cual solíamos limpiar, con nuestras propias manos, con los que éramos niños y los no tan niños de la 4ta y la 1ra..; quiero aclarar que esta acción se repitió por muchas generaciones, hasta lograr lo que tenemos hoy como cancha, antes solo era tierra y dos haches medio torcidazas… mas recuerdo que la que da a la cancha de tenis por mucho tiempo estuvo mal alineada y para ese entonces el presidente de la Subcomisión de Rugby era el Ing. Jorge F. Castro.

Nuestro bautismo de fuego fue el partido preliminar el día que inauguramos la cancha contra Corsarios R.C. y nuestro rival fue contra el Colegio Tulio García Maritan de Tucumán…. lo cuales tenían unas camisetas tejidas de hilo de color marrón y amarrillo a rayas y algunos de nosotros con la con buzos blancos y las tan famosas camisetas marca “ZEUS”… unas tablas de duras; creo que ese día ganamos 4 a 0 con un try de “Bury Meossi” y al otro partido nos comimos un carro grande con el Tucumán Lawn Tenis, donde jugaban varios jugadores que hicieron historia en el rugby Tucumano en la década del 80, como ser Lucas Ferro, Negro Tejerizo, Tumba Molina, Negro Renta, Pablo Robinson y unos cuantos mas que hasta el día de hoy siguen siendo mis grandes amigos; el arbitro fue el Kito Tuma… que a pesar de la manito que nos dio… ni la vimos… 36 a 0; pero los resultados son solo anecdóticos.

Lo mas importante es que después de todo esto, se reactivo el rugby infantil y aparecieron nuevos entrenadores, jugadores, dirigentes, árbitros y por sobre todo y lo mas importante es que logramos conformar la “GRAN FAMILIA DEL RUGBY” con la gente que amo, ama y amara este deporte.

Quisiera terminar estas líneas parafraseando y modificando un dicho que dice que:

“Una institución sin memoria y que no respeta su pasado,

es una institución sin futuro condenada al fracaso”

Por eso con todos los que aun estamos en nuestro club, queremos recuperar esa historia, la cual no estará llena de grandes triunfos, pero si de una gran victoria, que se ve ensamblada en nuestra infraestructura, en nuestros chicos y jugadores de todas las edades, en los dirigentes, en los padres, y todas aquellas personas presentes y ausentes, activos e inactivos, vivos y muertos, desde aquellos desconocido o no, que se le ocurrió poner una ovalada en nuestro club y hablo en plural por que para jugar al Rugby necesitamos mas de uno, hasta el “Negro Leguizamon”, que es el máximo exponente de nuestro club.

Me despido, con la simple intención, de haber aportado algo al recuerdo y al conocimiento de cada uno de nosotros, con la famosa frase de Juanjo Mirolo…”UN FUERTE ABRAZO DE TRY”

Pato Arce

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *