Los Pumas cayeron en su debut en el Rugby Championship

El seleccionado argentino de rugby hizo su presentación en el certamen de las cuatro naciones ante Sudáfrica y fue derrotado por 27 a 6. El sábado 25, a las 16, en Mendoza, nuevamente contra se verán contra los Boks. Jugar frente a los mejores del mundo no es cosa fácil. Los Pumas lo supieron hoy en su debut en el Rugby Championship: cayeron ante la poderosa Sudáfrica, por 27-6, con la sensación de haber desaprovechado las situaciones a favor que tuvieron.

Los Pumas no dejaron de lado su clásica garra en el estreno, pero con seleccionados como los Springboks, el ímpetu y corazón no son suficientes para prevalecer: en una ciudad que respira rugby, Sudáfrica le hizo sentir el rigor al seleccionado argentino. Más allá de lo físico, también en lo conceptual: para enfrentar a estos equipos, hay que estar concentrados todo el partido. Los Pumas salieron nerviosos a la cancha, se notó con algunos errores de manejo y algunas pelotas perdidas que terminaron siendo bien aprovechadas por los Springboks. A medida que pasaron los minutos, lograron acomodarse en el campo pero desperdició sus chances de sumar.

En uno de los estadios más emblemáticos para el rugby sudafricano -el Newlands Stadium tuvo 39.000 espectadores-, donde se jugó nada menos que aquel partido inaugural del Mundial 1995, el poco público argentino presente trató de levantar a los Pumas. Pocas banderas celestes y blancas, más los tradicionales cantos, que se vieron silenciados por el aliento de los locales. Gritos cada vez que Steyn, uno de los más queridos, o rugidos de guerra cuando el pilar Tenadi Mtawarira entraba en contacto con la pelota. El público sin embargo no llenó el estadio, algo que si ocurre cuando Nueva Zelanda o Australia llegan a esta ciudad.

Sudáfrica salió los primeros minutos a pasar por arriba a la Argentina. Se adelantó con un penal de Morné Steyn, pero los Pumas respondieron con otro de Hernández. Luego llegó el primer baldazo de agua fría: un knock on de González Amorosino a metros del in-goal, que terminó con try de Kirchner. Otro penal defensivo derivó en el segundo try del partido, el de Coetzee, para empezar a liquidar las cosas.

En el segundo tiempo, tras irse 20-6 al descanso, llegó el momento clave: tres penales seguidos fallados por Hernández, en su vuelta, que dejaron vacío al equipo argentino. Sobre todo por que en la jugada siguiente, un kick cruzado de Steyn terminó con el try de Habana, tras otro error del fullback argentino.

Los Pumas se movieron en una atmósfera de optimismo los días previos al gran partido, pero terminaron chocando contra la muralla sudafricana. Si bien fue el primer partido de un torneo muy exigente, y el resultado no fue el esperado, se irán con la sensación de haber desaprovechado oportunidades que quizás no podrían haber cambiado el resultado, pero si acercado aún más el marcador.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *